Páginas vistas en total

miércoles, 5 de octubre de 2016

Valley of the Sun o cómo reconstruir a una banda stoner


Tras las buenas críticas que recibió Electric talons of the thunderhawk, álbum debut de los norteamericanos Valley of the Sun, todo parecía que la banda podría ganarse un espacio en el competida escena stoner, pero el destino les tenía preparada una sorpresa. En pleno proceso de composición de su segunda placa, su bajista y miembro fundador Ryan McAllister abandonó al grupo. Lejos de lanzar acabar con este proyecto, la banda originaria de Cincinnati tomó fuerza para mantener su ritmo inicial hasta que en abril de 2016 nos regalaron su Volume rock.

El baterista Aaron Boyer y el guitarrista/vocal Ryan Ferrier se metieron a los Nada Recording Studios  en Nueva York para grabar ellos solos su siguiente disco. Con la mano sagrada de John Naclerio en la producción, mezcla y masterización (quien ha trabajado con gente tan distinta como Ruby the Hatchet, My Chemical Romance o Buffalo Killers), tenemos en Volume rock una colección de joyas desérticas que no pueden faltar en el reproductor musical de todo aquel que se jacte de ser un amante del género junto con las influencias sonoras de la banda como Queens of the Stone Age, Dead Meadow o The Sword.


La marca sueca Fuzzorama, casa discográfica de bandas reconocidas como Truckfighters o Asteroid, es quien edita la segunda placa de Valley of the Sun; y como podríamos suponer al cruzar dichos nombres, en la música de los americanos podemos escuchar aquel árido rock desértico atascado de fuzz áspero que raspa las trompas de Eustaquio. Desde el primer rasgueo de guitarra hasta el último golpe en los platillos, Volume rock es una salvaje carrera por las ardientes dunas que nos sacude hasta los huesos, una tormenta de arena que nubla la vista y distorsiona el sonido.

El primer sencillo que se lanzó del disco fue "The hunt", tema con un espectacular riff de guitarra que es una verdadera lanza directa al cuerpo. Una vez infectados con su figura, todo explota en las bocinas sin que podamos hacer algo para evitarlo. Dos minutos y dieciocho segundos de stoner desértico, venenoso y cavernario, una muestra directa de que el género está vivo y todavía tiene muchas joyas que regalar. Una guitarra desbocada, una batería que golpea sin contemplaciones y una melodía que invita a cantarla una y otra vez sin parar.


Si la velocidad y la fuerza de "The hunt" son virulentas, ver el video realizado por el animador gráfico Ari Grabb es simplemente adictivo. Al ver su trabajo a través de una publicación a través de YouTube, Boyer y Ferrier se pusieron en contacto con él para que realizara el trabajo visual a partir de los primeros demos del disco. El resultado final fue una historia animada por medio de ilustraciones que nos muestra a un cavernícola enfrentándose con un grupo de dinosaurios para convertirlos en su cena. La imagen de una lanza como elemento esencial del video surge del título original que tenía el tema ("Spear"), pero la historia respeta el concepto de la canción sobre la persecución derivada por una cacería y la idea sobre cómo el hombre ha obtenido poder y generado violencia por medio de la creación de herramientas para la defensa y el ataque.


Tras la publicación en abril de 2016 de Volume rock, Valley of the Sun se ha dado a la tarea de promocionar el disco por todos lados. Tras anunciar su gira por Europa, la banda sumó a sus filas al bajista Ringo Jones y el guitarrista de apoyo Adam Flaig con la inteción de trasladar la potencia y energía de lo obtenido en el estudio de grabación a los escenarios. Obviamente este es un momento de mutación en la banda que sin duda los llevará a un cambio en su sonido y a nuevas oportunidades cuando se decidan a componer nuevos temas. Por lo pronto, sólo nos queda apretar nuevamente el botón de play para escuchar sin parar este frenético álbum y disfrutar la frescura de su sonido dentro de los cánones que marca el rock desértico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario