Páginas vistas en total

lunes, 31 de octubre de 2016

Bretus : la noche de los muertos vivientes


En esta noche cualquier cosa puede ocurrir, el frío recorre por la espalda y una densa niebla cubre toda la vista alrededor. El profundo silencio es roto por un grave clamor que viene desde las criptas olvidadas, aquellas que en días como éstos vuelven a la memoria, regresan al recuerdo y despiertan de su pesado sueño para vagar por unos instantes en el mundo de los vivos. El umbral de la muerte está abierto y las almas en pena que en ella habitan aprovechan la obscuridad para buscar venganza y dolor. Fantasmas, demonios, monstruos y muertos vivientes se encuentran bajo el resguardo de la luna con la única intención de que no olvidemos que en aquel lado obscuro aguardan el instante en que dejemos de respirar...

Desde la antigua Catanzaro, pequeño puerto italiano donde el viento sopla eternamente, llegan cuatro amantes del horror y el misticismo al estilo del maestro H.P. Lovecraft quienes crearon una banda desde el año 2000 con la premisa de traer aquel mundo de tinieblas a nuestros oídos a través de su pasión por el doom de finales de los 70 y principios de los 80 creado por los dioses Black Sabbath,  Pentagram, Witchfinder General, y sobretodo, Saint Vitus. Nuestros tímpanos se encuentran con su The shadow over Innsmouth que nos sirve de soundtrack ideal para estas noches en que las ánimas regresan desde el olvido.


Bajo un proyecto original del guitarrista Ghenes, Bretus surgió desde la obscuridad de aquel hard rock que explotó las posibilidades abiertas por la acidez psicodélica y que terminó por definir el stoner americano, pero su esencia está indudablemente en la densidad del doom y los primeros instantes del heavy metal. Fue así que con el tiempo se unieron a la banda Azog en el bajo, Striges en la batería y en las voces a Marko Veraldi, mejor conocido como Zagarus.

Fue hasta 2010 que la banda publicó un EP homónimo por medio de MadDie Records, llamando la atención de los amantes del género hasta lograr la oportunudad de grabar su álbum debut en 2012 con Arx Prods y Bloodrock Record bajo el título de In Onrica. Una vez con las bases más firmes, y luego de publicar un disco split con sus compatriotas Black Capricorn, Bretus terminó de afinar su concepto sonoro para lograr en abril de 2015 la presentación de su The shadow over Innsmouth, segunda placa del grupo nuevamente con Bloodrock Records.


La segunda placa de Bretus está clavada en la lúgubre estética de H.P. Lovecraft, pero en ella también se alcanza a respirar el tufo del viejo cine de horror italiano conocido como "Giallo", en referencia al color amarillo de las cubiertas de las novelas policíacas publicadas en los años 30 en Italia y que dieron pauta a sus argumentos (algo parecido a la idea de Pulp fiction con las narraciones norteamericanas). Al igual como ocurrió en España con la obra de Jess Franco o los filmes de Serie B en Estados Unidos, directores como Mario Bava, Dario Argento y Lucio Fulci crearon una generación de películas en los años setentas donde el suspenso, el thriller, el terror y la muerte saturó las pantallas de los cinemas a través de producciones de bajo presupuesto que mostraron sangre, hermosas mujeres y seres de ultratumba.

Como una muestra de dicha influencia, compartimos el video de "The horrible hunt", el cual muestra una selección de imágenes tomadas de Paura nella città dei morti viventi (La ciudad de los muertos vivientes) dirigida en 1980 por Lucio Fulci y que fue protagonizada por Christopher George, Catriona MacColl y Carlo de Mejo. Su historia se desarrolla en la ciudad de Dunwich (la semejanza con El horror de Dunwich de Lovecraft es tan sólo una feliz coincidencia...), un lugar que dice la leyenda que se fundó sobre la antigua Salem, aquella que quemó brujas a finales del siglo XVII. Un sacerdote se ha suicidado y su muerte logra abrir las puertas del infierno, permitiendo así que los muertos regresen a la tierra. A través de una sesión de espiritismo, una chica descubre lo que ha ocurrido, pero cae desvanecida y es enterrada viva. Un periodista se interesa por el caso de su "extraña muerte" y termina desenterrando a la desafortunada mujer, misma que lanza una terrible sentencia: Si no se cierra el umbral del infierno antes del día de todos los santos (1° de noviembre), los muertos no descansarán en paz y mantendrán su venganza contra los vivos.


Con este telón de fondo, Bretus nos ofrece un poderoso tema de aletargado riff tan denso como el arrastrar un grillete amarrado a los tobillos, ritmo ansioso que termina en una loca carrera por salvar la vida. "The horrible hunt" viaja desde aquellos elementos que conformaron el doom hasta los primeros instantes del trash gracias a sus cambios de tiempo y al efecto sonoro logrado por la producción de los instrumentos quienes conforman un muro de sonido impenetrable. La voz de Zagarus se escucha como un estertor que sale desde las profundidades, aunque en algunos instantes termina acercándose a los tonos de Danzig en sus primeros discos tras la separación de los Misfits. Los moradores del averno encuentran refugio perfecto en los acordes obscuros llenos de sangre, dolor y muerte.
Bretus ha logrado con The shadow over Innsmouth una obra redonda de sonido uniforme y temas que muerden y no sueltan. El morbo nos atrapa y nos obliga a internarnos por los lúgubres pasajes que el disco crea, espacios que terminan explotando en persecuciones furiosas y ritmos venenosos. El sol se ha ocultado y el final de este día se acerca, así que esta noche tenemos la última oportunidad de acabar con la maldición y cerrar las puertas del infierno antes de que la muerte nos robe la vida para siempre...


No hay comentarios:

Publicar un comentario